Una planta muy presente en esta época del año

Por eso, en este post quiero contaros cómo cuidar vuestra Flor de Pascua para que esté preciosa y seáis la envidia de la familia estas Navidades. Pero primero os comentaré algunos datos y curiosidades. Y, cómo no,  os explicaré cómo vive en la Naturaleza para que podáis comprenderla mejor.

En la foto de portada, mi plantita de este año. He llegado a conservar la misma planta durante varios años (3, concretamente). Aunque esta me la regalaron a principios de diciembre. Lleva en casa casi un mes y sigue preciosa, como el primer día. Hace unos años, a estas alturas de la película, mi Flor de Pascua ya habría empezado a perder hojas. Comprender cómo funcionan las plantas que tenemos en casa es, desde mi punto de vista, un punto clave para que aprendamos a cuidarlas. Por eso hoy estoy escribiendo este post. 

Flor de Pascua

Algunos datos interesantes

Su nombre científico es Euphorbia pulcherrima. Aunque popularmente se la conoce por nombres como Flor de Pascua, Flor de Navidad, Estrella de Navidad, Nadala, Flor de Nochebuena o Poinsettia… si os fijáis, todos los nombres excepto el último, hacen referencia a la Navidad. Y es que, desde que J.R. Poinsett la “descubrió” y la introdujo en E.E.U.U., esta planta ha pasado a formar parte de la decoración de nuestras casas en esta época del año gracias a sus navideños colores. El último nombre, como ya habréis supuesto, se debe a su “descubridor”. Por cierto, pulcherrima significa  “la más bella”.

En la Naturaleza

La Flor de Pascua o Poinsettia es originaria de los bosques tropicales del sur de México. Allí, en su hábitat natural,  se comporta como una planta de hoja perenne (tiene hojas todo el año). Aunque en nuestras latitudes es de hoja caduca. Y aquí va un dato interesante: en su forma silvestre es un arbusto que puede llegar a medir hasta 4m de altura. Es decir, que nada tiene que ver con las plantas que llegan a nuestras casas. Pero si decidieseis conservarla de un año para otro y la fueseis transplantando veríais que vuestra planta empezaría a cambiar sus dimensiones.

Unas flores extrañamente bonitas

Sus partes rojas (eso que la hace tan Navidad friendly) no son los pétalos de las flores, como la mayoría de la gente piensa. Son brácteas: hojas modificadas que protegen la flor y que salen durante el periodo de floración. Conocéis más plantas con brácteas llamativas, aunque no lo sepáis. La Buganvilla es una de ellas.

Las flores de la Poinsettia pasan muy desapercibidas. Serían esos pequeños botones amarillos que rodean las brácteas. Os recomiendo que le dediquéis un ratito a vuestra planta y os paréis a mirarlas porque son realmente curiosas. En esta foto podéis ver de cerca las curiosísimas flores de mi Flor de Pascua. Al final del post os dejo otra donde os enseño a distinguir estas partes de las que os he hablado.

Las flores de la Flor de Pascua

Esta planta florece, y por tanto se pone roja, cuando tiene unas 14h de oscuridad al día. Nosotros ya la compramos en flor. Cuando llega a nuestras casas en Navidad ya ha pasado por esa fase. En nuestras latitudes no tendrían suficientes días con tantas horas de oscuridad como para producir grandes floraciones. Por eso, las plantas que compramos, son cultivadas en invernaderos con condiciones de luz, temperatura y humedad MUY controladas. Por esta razón, muchas veces, al llegar a nuestras casas, empiezan a decaer. Y comprender este punto es clave para que acertemos con sus cuidados.

¿Cómo vive la Flor de Pascua antes de llegar a nuestras casas?

Como os comentaba, la Poinsettia se cultiva en viveros en condiciones súper controladas. En ellos les dan a las plantas suficientes horas de oscuridad total entre los meses de septiembre y noviembre. Estos periodos de oscuridad inducen la floración y es en este momento en el que se forman las flores y sus rojas brácteas. Por otro lado, en estos lugares simulan también las condiciones de temperatura y humedad que la planta tendría en su lugar de origen. Así que la Flor de Pascua crece en su salsa y llega preciosa  a las tiendas donde las compramos.

El problema es que el ambiente de nuestros hogares en invierno, la mayoría de las veces, es muy distinto al que tenían en el lugar donde han crecido. Por eso es fácil que, al llegar, sufran un shock y empiecen a ponerse feas enseguida. ¿Os suena esto? Pues aquí van algunos trucos para que no os vuelva a pasar.

Cómo cuidar tu Flor de Pascua estas Navidades

Si tenemos en cuenta que es una planta tropical, nos resultará mucho más fácil saber lo que necesita:

-Respecto a la temperatura, no tolera heladas y sufre por debajo de los 10 grados. Así que os recomiendo que la tengáis en el interior, al menos en invierno.

-Por lo que respecta a la cantidad de luz, necesita luminosidad (recordad que la fase de oscuridad que necesitan para florecer, ya la han pasado unos meses atrás). Aunque el sol directo de los meses más calurosos la estropearía. Una ventana sería un lugar ideal para ubicarla. Pero cuidado con las corrientes de aire, porque no le gustan nada de nada.

Un punto clave: la humedad

En este momento quiero aclarar que es muy importante distinguir entre la humedad ambiental y la humedad de la tierra, que es la que se regula con el riego.

La humedad ambiental es un factor importantísimo para las plantas y pocas veces lo tenemos en cuenta. Cuando la Flor de Pascua entra en nuestras calentitas casas en invierno, la sequedad del aire es como una bofetada para ella. La gran mayoría de las veces esta es la razón por la que nuestra planta se estropea. Si las hojas comienzan a enroscarse y acaban cayendo, muy probablemente el problema sea este.

La solución: generar un ambiente más húmedo en torno a ella. Esto podemos conseguirlo, por ejemplo, poniendo un poco de agua en el platito de la maceta. Así, al evaporarse, generará este ambiente húmedo que vuestra planta necesita. Pero es muy importante que el fondo de la maceta no toque el agua porque las raíces son muy sensibles y se estropearían. Podéis separar la maceta del agua poniendo piedrecitas o algo similar.

Otra solución sería poner un pequeño recipiente con agua cerca de ella. Y si, además, agrupamos nuestras plantitas, será mucho más fácil que se genere este ambiente húmedo. Ni que decir tiene que queda terminantemente prohibido colocarla cerca de un radiador, chimenea o cualquier fuente de calor.

En el siguiente vídeo vídeo os enseño cómo la tengo yo:

Sin embargo, en lo que respecta al riego, la cosa cambia. Porque la Flor de Pascua tolera FATAL el exceso de humedad en la tierra. Así que dejad que el sustrato se seque entre riego y riego. El día que toque chapuzón, regad bien la tierra hasta que quede bien empapada. Para conseguir esto es importante regar hasta que el agua salga por los agujeros de la parte de abajo de la maceta. ¡Y no mojéis las hojas!

Hay vida después de la Navidad

¿Sabíais que pasadas las Navidades, la planta sigue viva?  A partir de finales de enero comenzará a perder sus brácteas (rojas) y sus hojas (verdes). Pero esto no quiere decir que la planta esté muriendo. Es su ciclo natural.

Seguro que todos conocéis árboles como los Chopos, los Castaños de indias o los Álamos que tan frecuentemente encontramos por las calles de nuestras ciudades. Son árboles de hoja caduca y en esta época del año se encuentran “pelados” porque están pasando por su momento de parada invernal. Pues a vuestra Poinsettia le pasará lo mismo a partir de finales de enero.

La gran mayoría de la gente que conozco, llegado este momento, tira su planta a la basura. Pero si tenéis un poco de paciencia, en unos meses (sobre principios de mayo) podréis ver cómo vuestra Flor de Pascua comienza a resurgir de nuevo de sus cenizas cual ave Fénix. ¿Quién se anima a cuidarla y hacerla florecer de cara a las próximas Navidades? Yo os iré guiando, prometido.

Por eso, en el siguiente post sobre la Flor de Pascua os contaré cómo tenéis que cuidarla a partir de la primavera. Conocer y distinguir las distintas partes de esta planta os será muy útil de cara a la siguiente fase. Por eso, quiero terminar el post con esta foto. ¡Os espero esta primavera con vuestras Flores de Pascua preparadas para dar el siguiente paso!

En Instagram he creado un álbum temporal en las historias destacadas donde os voy dejando trucos y curiosidades sobre la Flor de Pascua. Síquenos para estar al día de todas las novedades y convertir tu casa en una auténtica jungla urbana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *