Ya llevamos casi un mes de primavera, pero este año el sol se está haciendo de rogar. Lo mejor de llevar tanto tiempo en plan rayos y centellas es que, cuando llegue el buen tiempo, lo voy a disfrutar muchísimo. ¿Habéis pensado alguna vez en cuál es vuestra estación del año favorita? Seguro que sí. Por mi parte, siempre que me hacen esta pregunta contesto lo mismo: ninguna. A mí lo que me gusta son los cambios de estación. El breve periodo de transición entre una estación y otra. Es cuando los olores, los colores y los sonidos cambian, y por eso los percibes más.

Creo que mis sentidos se acaban acostumbrando a los 4 momentos del año y, al final, me terminan aburriendo. Por eso tengo esa sensación de “subidón” cada vez que percibo que la nueva estación se acerca. Con el paso del tiempo, me he dado cuenta de que es en estos momentos en los que el tiempo empieza a cambiar cuando siento que me recargo de energía. Muchos me tachan de loca cuando, a finales de verano, digo: mmm… ¡ya huele a otoño!. Parece que desear que los días dejen de ser tan soleados y empiecen a ser más grises es una locura incomprensible. Pero, para mí, el paso del verano al otoño, es uno de los mejores momentos del año.

Gota conífera

El encanto del momento efímero:
la transición del invierno a la primavera

No voy a desvelaros nada nuevo hablando del paso del invierno a primavera porque estoy segura de que todos sabéis apreciar este momento.  Los días empiezan a ser más largos, la luz cambia de color. El aire empieza a oler a verde  y , al atardecer, empezamos a escuchar el sonido de los pájaros piando cuando regresan a su árbol. Después del crudo invierno, es muy fácil disfrutar de estos primeros momentos primaverales. Pero prometo informaros de mis percepciones cuando se vayan acercando las estaciones que gozan de menos popularidad. Y espero que más de uno cambie de opinión en lo que se refiere a la llegada del “mal tiempo”.

Y vosotros, ¿percibís de alguna manera especial los cambios de estación?

Las lecturas de un minuto son extractos adaptados de algunas de las reflexiones que hago a través de las redes sociales. Si quieres vivir el día a día de lo que pasa en Verdópolis, síguenos en Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *