Si me seguís en Instagram, ya sabréis que cultivo plantas de muchos tipos. Pero, esta vez, le toca el turno al huerto urbano. Y quiero que este post sirva como introducción y presentación de la serie de posts monográficos sobre plantas ideales para que comencéis vuestros huertos urbanos. Lo que yo llamo plantas huerto urbano friendly (PHUF). Seguro que el nombre ya os da una pista de por dónde van los tiros. Un poco más abajo os lo explico en profundidad.
Si leísteis el post anterior y os respondisteis a 5 preguntas que propuse, seguro que ya tenéis más claro con qué tipo de verdopolita os identificáis más ¿verdad?. Entonces ya estáis preparados para conocer estas plantas.
Y quiero aclarar una vez más que, para mí, si tenéis un par de macetas de aromáticas en una ventana, ya tenéis un huerto urbano. No se trata de ser autosuficiente (este sería un paso bastante más complicado) sino de realizar pequeñas acciones que den lugar a grandes cambios.

Kale

¿Por qué un huerto urbano?

Porque cultivar plantas en casa es una afición sana y preciosa. Pero si además os las podéis comer, aunque sea una pequeñísima parte, tendréis en vuestras manos una gran herramienta de cambio. Por varias razones:

-Porque estaréis incorporando a vuestra dieta alimentos libres de pesticidas y químicos que no sabéis ni de dónde proceden. Sí, yo siempre os enseñaré a cultivar de la manera más ecológica.
-Además, consumiréis productos de Km0 real. Lo que implica que no se habrá utilizado combustible para transportarlos y que por tanto no se habrán tenido que emitir gases nocivos a la atmósfera para que lleguen a vuestras casas.
-También le estaréis ahorrando al Planeta los plásticos y demás materiales que envolverían aquello que estáis cultivando.
-Y, por si fuera poco, el huerto urbano te invita a observar los procesos que suceden en él. Te enseña a cultivar tu paciencia y te ayuda a conectar con la Naturaleza y a comprenderla. Y necesitamos mucho de eso.

Mi experiencia personal con el huerto urbano

Cuando empecé a cultivar en mi casa lo hacía un poco al tuntún. Me basaba únicamente en probar con lo que me gustaba o me producía curiosidad. Unas veces salía mejor y otras peor. A veces probaba con un cultivo nuevo y obtenía cosechas extrañamente grandes. Y otras, la cosa fallaba y no me comía un rosco. Pero para mí era suficiente. Estaba empeñada en vivir en contacto con la Naturaleza en una ciudad como Barcelona, y mi huerto urbano era la forma de hacerlo. Así que continué y, con el tiempo, me volví súper práctica a la hora de cultivar. Y un huerto práctico es un huerto más fácil, os lo aseguro.

El huerto urbano en casa nos ofrece un espacio muy limitado si lo comparamos con un huerto cultivado en tierra. Por eso es muy importante que aprendamos a sacar el máximo el partido a las plantas que van a formar parte de él. Para mí, un huerto urbano que funciona es aquél del que podemos sacar un rendimiento proporcional al esfuerzo que invertimos en él. Elegir las especies que van a formar parte de nuestro mini huerto es quizá el punto más importante del proceso. Por eso estoy tan empeñada en facilitaros al máximo esta parte con mi selección de plantas huerto urbano friendly.

Las plantas huerto urbano friendly

Así que vayamos al grano: si la finalidad principal de un huerto urbano es que podamos consumir los productos que nos da, es lógico pensar que deberíamos poner plantas que nos proporcionen comida durante un tiempo, ¿no?. Pues bien, las plantas huerto urbano friendly (PHUF) son plantas que he ido seleccionando durante mis años de hortelana urbana. Estas plantas tienen características que permitirán que podáis sacarles un gran rendimiento en vuestros mini-espacios de ciudad, cuyo tipo de crecimiento permite que podamos disfrutar de ellas durante un espacio de tiempo más o menos largo.
Hay varios tipos de plantas que cumplen estas características, y os las iré detallando mensualmente en posts monográficos. En esta serie de posts, os iré hablando de esta selección de plantas una por una y os contaré cuáles son las características que las hacen tan huerto urbano friendly. Abajo del todo os enumero lo que aprenderéis con ellos.

Pero hoy, y para que me sirva de ejemplo, os voy a hablar de las que más me gusta cultivar en mi huerto urbano. Porque, para mí, las reinas absolutas del huerto práctico son las plantas que podemos cosechar por hojas. Plantas que, una vez han alcanzado el punto idóneo, podremos ir cosechando poco a poco a medida que las necesitemos. Sin tener que cortarlas enteras. Y que nos van a ofrecer cosecha durante un periodo de tiempo. Plantas como la lechuga, la acelga o la rúcula.

Un ejemplo personal para que lo entendáis bien

A mí me encantan las coles. El repollo (la col redonda de toda la vida) es una de mis favoritas. Al principio puse unas cuantas en mi huerto urbano, pero ahora ya no las cultivo. ¿Por qué? Pues porque esta col es una hortaliza que tarda unos 3 meses en estar lista, desde que la siembras hasta que te la puedes comer. Es muy bonito ver cómo crece… Pero este es todo el beneficio que obtengo de ella durante estos 3 meses.
Su manera de crecer (en forma de cogollo) no me permite ir cosechando hojas poco a poco. Mi precioso repollo habrá estado ocupando un hueco súper valioso en mi terraza durante 3 meses y yo no habré podido comerme ni una hoja. El día que te lo comes es una fiesta, eso no os lo voy a negar. Le has dedicado tantos esfuerzos y atenciones que incluso te da pena cortarlo (en serio, yo esto lo he vivido). Da igual cómo esté, a ti te va a saber a gloria absoluta, seguro. Pero esto no cuadra con la finalidad de un huerto urbano. Así que ahora, en lugar de repollos, cultivo kales.

Una súper hortaliza

Para los que no la conozcáis, la kale es la hortaliza de moda porque se considera superalimento. Es de la misma familia que las coles redondas, pero no crece formando cogollos. A diferencia del repollo, la kale crece alrededor de un tronco central (como veis en la foto), lo que nos permite cosecharla por hojas. Os hablaré de ella más en profundidad cuando llegue la época de cultivo.

Kale 2016-crecimiento

Con lo cual, si yo pongo un par de kales en mi huerto urbano, al mes y medio/dos meses de haberlas sembrado, ya puedo empezar a coger las hojas más grandes para hacerme mi plato de kale con patatas, aliñada con aceite y pimentón (que es como más me gusta). No habré tenido que cortar la planta entera. Y mis kales seguirán creciendo y echando hojas nuevas que yo podré disfrutar durante meses. Hasta que la planta eche flores y después semillas, termine su ciclo y muera.

No quiero decir con esto que no podáis cultivar repollos o cualquier planta que yo no considere huerto urbano friendly en vuestro balcón, si os apetece hacerlo. Que quede claro que soy súper defensora de cultivar por pura curiosidad científica, o por placer contemplativo. Yo lo hago y lo seguiré haciendo. Por espacio me lo puedo permitir, y mi huerto es una especie de laboratorio donde voy probando lo que funciona y lo que no. Pero la finalidad de este blog es facilitaros las cosas. Ayudaros a cultivar las plantas que más se adecúan a vuestras necesidades para que, entre todos, verdopolicemos nuestras ciudades y las transformemos en lugares más sanos y, por supuesto, más bonitos.

Espero que este post os haya ayudado a haceros una idea de la importancia que tiene la elección de las plantas que van a formar parte de vuestro pequeño huerto urbano.

Lo que aprenderéis con los próximos posts monográficos

Como os he comentado, este post es sólo la introducción de varios monográficos dedicados a mi selección de plantas huerto urbano friendly (PHUF). Los iré publicando mensualmente coincidiendo con la fecha en que podéis comenzar a cultivarlas. En ellos os indicaré las características que hacen a estas plantas idóneas para ser cultivadas en un huerto urbano. Y vosotros podréis decidir cuáles se adaptan mejor a vuestros gustos y necesidades.

Esto es lo que aprenderéis:

  • Os enseñaré lo justo y necesario para que conozcáis la planta y entendáis por qué se cuida como se cuida.
  • Hablaré de las características que la hacen huerto urbano friendly.
  • Encontraréis la receta de cultivo acompañada de material multimedia para que podáis sembrarlas y plantarlas en vuestras casas.
  • Os contaré mis trucos huerto urbano friendly para que podáis sacar el máximo partido a vuestras plantas.
  • Os daré las claves para que sepáis cómo cuidarlas

Además, si os suscribís a la newsletter los recibiréis en vuestro e-mail en el momento ideal para empezar a cultivarlas.

Nos vemos en la próxima entrega sobre plantas huerto urbano friendly. En ella os presentaré a mi gran favorita: la lechuga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *